miércoles, 5 de junio de 2013

Lo que Importa Ahora: UN LIBRO PARA TODOS

Resumen
Quien lea este trabajo podrá encontrar un análisis descriptivo de Lo Que Importa Ahora, un libro sobre lo pragmático que se debe ser a la hora de negociar en un mundo comercial cada vez más integrado. Este escrito divide su reseña en 3 partes principales: resumen del libro, relación de los temas tratados en clase e ideas finales del autor

Resume el libro de la forma más verídica posible, siempre buscando aplicar lo aprendido en el mismo, a ser lo más práctico posible.

Ideas claves
Globalización, competencia, organizaciones, pragmatismo

Introducción
Por este libro concluimos una cátedra pero una enseñanza para la vida profesional: conocer cómo actúan y sobretodo como deberían actuar las organizaciones contemporáneas, en este trabajo intento incluir esto lo más que pueda para dar una idea general del propósito de este libro.
Comenzamos  por describir cada capítulo de la forma más sencilla posible pero sin que esto afecte la calidad de mis letras
Este trabajo debería motivar al lector a conocer más sobre lo que realmente es importante y pragmático en el mundo contemporáneo de las empresas



 Reseña

Valores

Aunque los gerentes no solo tienen a su cargo el garantizar el proceso administrativo, sino que también hacen de guías y transmisores de los objetivos de la empresa en muchas ocasiones pueden ver desviados sus pasos con acciones más individuales que a favor de todos los empleados, incluso pasando por encima del cliente y las directrices organizacionales, todo por el velo de la codicia meritocrática, la administración moral y ética se enfoca en 5 principios para tratar de alejar a los gerentes de estas distracciones, estos son: Lealtad, amor al prójimo, prudencia, sentido de la responsabilidad y equidad. Estos cinco elementos intentan garantizar los valores del gerente para que así considere a su función en algo más que un reconocimiento y a sus subordinados en más que simples operarios, no obstante esto no es fácil pues pareciera que nuestro sistema capitalista patrocinara la producción desmedida y la generación de ingresos muchas veces poco necesarios.

Y es que nuestro sistema económica en teoría necesita de una participación colectiva para poder crear un intercambio de bienes y servicios y así generar bienestar a la mayor cantidad de personas, sin embargo el factor humano lo entiende como la primacía del más fuerte, del que produzca y resguarde más. Cuando esto sucede en una empresa, en el mundo actual, existen mecanismos que logran persuadir las intenciones exclusivamente lucrativas de una compañía, como las redes.

Las redes de información actualmente permiten expandir el conocimiento de las personas a un costo casi nulo y sobretodo divulgar experiencias y opiniones de cualquier que tenga acceso a ellas, las opiniones pueden tomar fuerza casi inmediata e incluso hacer que grandes corporaciones mundiales se retracten de su accional pues al fin y al cabo es por los clientes comunes que las empresas se sostienen, y así las empresas sólo existen sí se alimentan de la confianza de los mismos. Confianza que debe estar basada en acciones constantemente responsables de los altos mandos y la imagen corporativa. Esto quizá no lo veamos a menudo en las organizaciones con las que interactuamos día a día por lo que se hace necesarias una revolución de los valores en las organizaciones, una revolución que ya empezó.

En el libro nos explicaban como Gary Hamel aseguraba una administración ética y moral en sus estudiantes de MBA, dándoles a entender que sus altos mandos y clientes tienen funciones importantes y que para asegurar su buen desempeño ellos debían verlos como familia o amigos y de igual forma a la empresa, creando así un lazo que los casi obliga a hacer las cosas de la mejor manera posible con la mejor actitud que se pueda.

Cuando se ignora estas directrices comienzan los problemas de ética profesional, sí hay problemas éticos de los ejecutivos llegará un momento en que esto sea percibido por los clientes quienes comienzan a perder la confianza por la marca, firma, organización, etc. Y recordemos que el crédito es confianza. En las crisis económicas no es precisamente el sistema capitalista el que falla, sino las personas a su cargo pues lo normal es que estas crisis obedezcan al error humano, pero detectar este error humano es muy complicado pues nosotros como seres humanos tendemos a adaptador gradualmente a cualquier situación y ser conformistas con ello, es así como los errores se perciben como algo normal incluso a medida que avanzan lentamente, porque nos vamos acostumbrando también lentamente y no es hasta que crece demasiado & no podemos controlarlo, que estallan.

Si esto sucede con los altos mandos ¿Qué queda para el empleado común? Además porque la línea de lo que está bien o mal hacer en una organización normalmente es ignorada por los mismos ejecutivos quienes algunos, no en todos los casos; buscan generar ingresos a corto plazo incluso sí esto va contra los principios organizaciones pues según ellos “en un futuro se verán recompensados”

Por ello es que muchas veces el empleado común y mucho más el ejecutivo, debe aprender a valorarse y tener claro su integridad, tener la capacidad de dar voz cuando algo no le parece correcto y trabajar en pro de la compañía pero desde lo que él debe y quiere hacer, conociendo bien sus tareas y dándole la importancia que merecen, como el campesino.
El campesino le da valor a lo que hace porque reconoce el gran esfuerzo que tiene, además no tiene condiciones que lo hagan pensar en cómo aprovecharse de algo para su propio beneficio, lo contrario a esto. Las presunciones del capitalismo normalmente nos llevan a pensar que los objetivos de una empresa son netamente monetarios y de expansión, absorber a los demás sin importar el costo.
Por ello en conclusión es que los valores importan ahora, pues evitan tropiezos tan graves como las crisis financieras que se originan en la desconfianza de las malas acciones, y garantizan un desempeño basado en la integridad organizacional.



Innovación.


Cada día empeora la situación para las empresas pues la competencia se intensifica y los recursos son escasos, sin embargo como personas y empresas hemos superado grandes obstáculos gracias a la innovación, prueba de ello somos nosotros mismos como seres humanos libres que pueden decidir lo que mejor les convenga y cómo buscar nuestra propia felicidad y mejora desde lo que nos ofrece el capitalismo, esto como una ventaja de la innovación social, somos seres creados para el ingenio y nos sentimos felices innovando, así mismo podremos combatir los retos que nos depara el futuro de nuestro planeta
Pero no todos innovamos en la misma medida ni somos capaces de lo mismo aunque se diga que todo el potencial de la humanidad se encuentra en cualquier persona, nuestras innovaciones en cuanto a lo empresarial pueden catalogarse como innovadores cohete que despegan rápidamente pero así mismo puede ser su caída, y que sí en un año son innovadoras al siguiente ya no lo son.

Laureados que siempre son innovadores aunque esto les cueste grandes recursos y no garantice que su producto sea líder.

Artistas que buscan la creatividad a todo precio aun cuando gasten muchos esfuerzos en esta única tarea y no diversifiquen bien su riesgo

Cibernéticos que innoven a niveles poco usuales y su modelo administrativo sea único

Conversos que son aquello que siempre han innovado pero que por tanto innovar se olvidan de controlar sí realmente están haciendo una mejora.

Luego pasamos al diseño de alta calidad que aunque sepamos identificarlo no podamos aplicarlo porque entre otras cosas no existen manuales para ello, nadie enseña alto diseño de productos en la universidad, por lo menos no en administración convencional. Todo es una mezcla de esfuerzo y creatividad para poder entregar productos que impacten y conecten con las personas por eso el diseño debería ser prioritario en las compañías,
Pero el problema son las pocas personas capaces de hacer diseños impactantes sobre todo si sabemos que muchas veces esta tarea se deja a directivos que no tienen ni idea de diseñar cuando casi cualquier persona está por lo menos naturalmente en las mismas condiciones para percibir necesidades y transformarlas en diseño, pues diseñar algo de alto rendimiento no es más que ser creativo y consciente de las necesidades del cliente
mantenerse en innovación constante no es fácil ni barato pero vale la pena porque posicionan a la empresa como primera en la mente de los consumidores, por ello Apple vende tanto, porque va al punto de las necesidades del consumidor además crea toda una estructura alrededor para mantener al cliente dentro de la compañía.


Adaptabilidad

El saber adaptarse al medio es cada vez más importante pues todo cambia de manera constante, entonces debemos tener empresas que sepan ir al ritmo de la economía global, pues tarde o temprano se verán obligadas a cambiar y no siempre esto será bueno para la empresa si no están preparados.

Pero las compañías no se construyeron para ser adaptables sino que lo hicieron simplemente para ser explotadas y lastimosamente esto se sigue enseñando en muchas escuelas de negocio.

Lo importante es tener una ventaja a largo plazo frente al mercado para así recibir mejor el golpe de los cambios bruscos invertir en la adaptabilidad siempre será un buen negocio para las organizaciones de escala mundial, y esto empieza por las pequeñas cosas que nos alertan de cambios más significativos.

Hacerlo no será fácil pero el no hacerlo será muchísimo peor, las empresas exitosas serán aquellas que puedan prever el mañana, hoy mismo
Las organizaciones comienzan a fallar cuando comienza a haber entropía, es decir que cuando lo negativo es mayor a lo positivo y los cambios externos son mucho mayores a los internos, una compañía así no puede sobrevivir en el mercado actual y esto muchas veces sucede porque se aferran a modelos de negocios descontinuados que no tienen cabida en un mundo cada vez más integrado, incluso hay quienes defienden estos modelos porque resultaron en el pasado pero olvidan que las condiciones cambiaron y ni siquiera los recursos son iguales, como gerentes podemos para combatir esta negación a los cambios ser honestos, humildes y mantener el horizonte en todos los procesos que hagamos
Pero las compañías que superan esto y alcanzan el éxito no necesariamente se libran de ser víctimas de los cambios pues sabemos que hacer crecer una compañía grande es más difícil que con una pequeña, que ninguna será siempre superior a las demás y que las iniciativas para reducir los costos no funcionaran perpetuamente

El ser una empresa con recursos abundantes tampoco garantiza el éxito pues esto da una falsa seguridad de que el buen destino esta dicho. Cualquier compañía tiene el riesgo de morir y muchas veces el suicido es lo que causa esta desaparición, pues no son capaces de ver las señales de alerta que los clientes y el mercado constantemente les entrega y son muchas las excusas que nos ponemos para intentar resucitar una empresa como negar la realidad o no querer enfrentar lo inevitable, otros aún peores como el no diversificar nuestras opciones  y no enseñar modelos que quizá funcionen.


Pasión

Pasión no es otra cosa que interés por lo que se hace, esto es un aspecto tan importante en la actual forma de hacer negocios que se hace algo casi obligado para los gerentes de cualquier compañía, cuando existe una falta de este interés hacia la forma en que sus empleados realizan sus tareas, puede deberse a:

Ignorancia que es no saber qué hacen y cómo hacen las tareas sus empleados, es un desconocimiento que se genera por la falta de entusiasmo hacia la función de dirigir
Indiferencia cuando sabemos las faltas de los empleados en lo que deben hacer pero es el poco entusiasmo que se pone lo que no nos deja buscar una solución al problema, lo que ellos hagan nos dará igual.

Impotencia es querer hacer algo sobre la mala ejecución de las tareas pero no tener claro cómo hacerlo, y mientras se espera a que la solución llegue del cielo no se hace nada para remediar la situación

Muchas empresa han entendido esto y empiezan a aplicar los correctivos progresivamente pero como hemos visto, cuando ellos empiezan ya el mercado dicta que la velocidad debe aumentar, por ello ahora es necesario tratar al conocimiento como una mercadería más, que está al servicio de las grandes compañías para facturar cuantiosas sumas de dinero, estas son empresas que usan el conocimiento para romper barreras y es esto lo que les garantiza el éxito, aquí nos muestran diferentes niveles de lo que importa en una organización como:

Pasión
Creatividad
Iniciativa
Pericia
Diligencia
Obediencia

Son estas capacidades las que crean un valor agregado en los productos que salen al mercado y reflejan gerentes competitivos que saben hacer su trabajo, entre otras cosas porque en la actual economía creativa no se puede dar el luje de tener empleados que no vayan acordes a los principios organizaciones, el empoderamiento es cada vez más necesario en las grandes compañías pues al contar con una fuerza de trabajo tan grande necesitan que las personas sientan el deseo de trabajar por su cuenta sin que les estén presionando para que lo hagan, una de las mejores formas de asegurar esto es crear un clima organizacional en que las personas por muy tediosas que sean sus tareas se sientan a gusto pues por lo menos piensan que la empresa se interesa por ellos como personas y no solamente un dato más.

La confianza también hace parte de la pasión pues sin un crédito que me respalde es poco lo que estaré motivado a hacer,  sin embargo recuperar la confianza se ha hecho muy difícil pues las personas actualmente no creen que las grandes compañías actúen en real beneficio de sus clientes y que solo quieren hacer más dinero y esto es alentando por internet, un espacio creciente en donde todos acceden a conocimiento y dan su opinión, por ello la confianza se hace tan vital.

Otro aspecto importante es crear comunidades apasionadas por lo que hacen, esto tanto en clientes como trabajadores para así que estas personas tengan objetivos comunes y sobretodo sientan un apego entre ellos y hacia la compañía, pero a estos grupos también habrá que controlarlos para saber si están acorde a lo que se quiere en la compañía por ello es necesario crear mecanismos que nos ayuden a identificar falta de compromiso o pasión en el grupo


Ideología.

No es más que tener claros los principios que nos van a regir y saber aplicarlos, actualmente las ideologías empresariales son pocas y muchas veces no se cuentan dentro de los principios de las organizaciones, Las ideologías chocan contra lo que pensamos como administradores y nos han enseñado, chocan con lo que se nos dice que es factible para los mercados globales.

Durante casi 50 páginas finales nos presentan el caso de Morning Star y cómo esta empresa procesadora de tomate supo adaptarse desde su creación en 1970 a los cambios que el mundo empresarial tuvo, pues la empresa en sí misma es un perfecto} ejemplo de la autogestión (no hay supervisores) y así todo empleado o colega debe redactar una lista de lo que cree es su misión en la compañía.

Además la empresa realmente se encarga de empoderar a sus empleados y hacerlos autosuficientes en muchas de sus tareas, lo que sorprende de todo esto es que apenas con una nómina de 400 empleados puedan generar 700 millones de dólares en utilidad


Conclusión

Definitivamente al libro le vi toda relación con los temas tratados en clase pues entre otras cosas nuestra cátedra fue aprender a reconocer los elementos estructurales de las organizaciones actuales, como Real Cartagena por ejemplo.
En definitiva lo que importa ahora es saber que estos cinco elementos no fueron el resultado de algo obligado de las circunstancias que favorecían a un conglomerado de empresas dominantes, sino que estas también tienen que someterse a lo que el mercado global dice. Lo que importa ahora es ser pragmático y actuar sobre la marcha para así poder mantener el ritmo de un paso adelante 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada